Historia de Embutidos Pedragosa

Tradición desde 1916

Los inicios con el abuelo

En el año 1916, el abuelo Pedragosa comenzó a elaborar embutidos en una pequeña tienda que hay junto a las fuentes termales de Caldes de Montbui. De la matanza del cerdo derivaban todo tipo de manjares crudos como las longanizas y los tocinos; los manjares de calderas como los chicharrones y las catalanas; los embutidos secos que el abuelo llevaba a las montañas más cercanas donde se reunían las condiciones óptimas para curar el embutido.

Gracias a la forma de trabajar del abuelo con los productos secados, los charcuteros de la comarca le llevaban su género. Querían que les hiciera el mismo proceso porque veían que el producto era de excelente calidad.

Desde entonces, Pedragosa se dio a conocer como la Longaniza de Caldes.

Embutidos Pedragosa elabora embutidos desde 1916 en Caldes de Montbui, aunando tradición con innovación
En 1982 nace Embutidos Pedragosa, una pequeña tienda en Caldes de Montbui debido al éxito de sus productos

1982, nace Embutidos Pedragosa S.A

Debido al éxito que tienen sus longanizas en la zona del Vallès, los charcuteros de los pueblos colindantes le empiezan a pedir a Francisco si, con los sobrantes de la carne fresca, podría hacerles longanizas con su técnica centenaria.

Con todos los reconocimientos obtenidos desde 1916, en 1982 deciden montar un obrador y sus secaderos naturales para dar abastecimiento a todos los clientes.

Pedragosa ha premiado siempre la CALIDAD absoluta en todos sus procesos, conservando siempre el sabor original de 1916 en todos sus productos y respetando la tradición por la elaboración artesanal.

Embutidos Pedragosa ahora

Embutidos Pedragosa tiene la voluntad de hacer las cosas bien hechas y trabajamos para que no se pierda el calor de los embutidos tradicionales. Innovamos continuamente , sin perder la esencia, para hacer embutidos a la altura de los paladares más exigentes.

En el pueblo que nos ha visto crecer, Caldes de Montbui, tenemos una charcutería en la calle principal (Pi i Margall) donde podemos ofrecer a los visitantes toda nuestra gama de productos curados y frescos. Con el mismo espíritu que nuestra antigua tienda del casco antiguo, este gran escaparate es el reflejo de la línea marcada por nuestros antepasados.

Trabajamos para dar respuesta a las demandas que nos llegan de todo el mundo solicitando nuestros productos. Tenemos un equipo exigente y muy ilusionado que da una respuesta rápida y eficaz a nuestros clientes.

Actualmente Embutidos Pedragosa sigue en Caldes de Montbui con dos charcuterías, ofreciendo productos completamente artesanales

¿Quieres venir a vernos?
Visita nuestra tienda de Caldes de Montbui
y disfruta también de nuestros productos frescos:
bull, butifarra …